Heroicidades

Leo en un titular que “La Guardia Civil presume de ‘salvar la vida’ a unos excursionistas a pesar de llevar una estelada” y, por curiosidad, voy al tuétano de la noticia y me encuentro que se trata de toda una serie de  rebotes.

La noticia no es de ahora, es del 19 de junio cuando dos excursionistas leridanos sufrieron un accidente de montaña en el Pico del Alba, en el Pirineo oscense, y fueron rescatados por miembros del GREIM (Grupos de Rescate e Intervención en Montaña) de la Guardia Civil. El rescate, poco antes de anochecer, requirió la actuación de un helicóptero que descolgó a una médica y dos guardias cerca de los accidentados, para darles las primeras atenciones, abrigarlos y acompañarlos durante la noche, a la espera de las primeras luces del día siguiente, cuando podría volver a buscarlos.

La noticia no ha trascendido hasta anteayer y la publicó el Heraldo de Aragón. Han pasado muchos años desde que yo empecé a estudiar periodismo en la Autónoma de Barcelona, ​​pero, a pesar de que nunca acabé la carrera, aún recuerdo a grandes rasgos cómo se debe redactar una noticia, y no es como lo hace el diario aragonés. “Rescate extremo de la Guardia Civil… a dos montañeros ‘indepes’ con su estelada”, titula. Y, a continuación, mezcla información con opinión de quien lo escribe, una opinión que, según cómo y teniendo en cuenta la susceptibilidad del ministro Zoido, pero al revés, podría calificarse de incitación al odio.

Anteayer también, se hacía eco el diario deportivo madrileño Marca. “El heroico rescate de la Guardia Civil a dos montañeros independentistas”, dice, y en la misma línea de la noticia de la que se alimenta. Y esta noticia es la que aprovecha el Twitter de la Guardia Civil para jactarse de su heroicidad por haber rescatado dos independentistas en la montaña.

Yo siempre he pensado que hay profesiones ―entre ellas la de policía― en las que la voluntad de servicio a los demás prima sobre cualquier otra consideración, ya sea de pensamiento, de raza, de creencias o de sexo. Por eso me ha llamado la atención que fuera noticia ahora que un grupo de la Guardia Civil creado específicamente para socorrer accidentados de montaña, rescatara dos montañeros en el mes de junio. ¿No será que alguien tiene interés en aprovechar cualquier excusa para cargar contra el independentismo?

La función básica de cualquier policía es la de procurar seguridad a los ciudadanos y ayudarles cuando se encuentran en dificultades. Defenderlos, protegerlos. Velar por la paz social y por el orden, para que la vida del país se pueda desarrollar con normalidad. Ningún gobierno está legitimado a utilizar la policía ―y por extensión ninguna fuerza armada― contra su pueblo, contra la parte del pueblo que no piensa como él, si no es que este pueblo utiliza la violencia y los desórdenes como argumentos. De modo que, pongamos las cosas en su sitio y digamos bien claro que los GREIM de la Guardia Civil no hacían otra cosa que cumplir con su obligación/vocación, el 19 de junio en el Pico del Alba. Y que este rescate, como cualquier otro, es muy loable y digno de admiración. Cuando la Guardia Civil no cumple con aquello para lo que está prevista su existencia es cuando carga contra gente pacífica que, manos arriba, sólo quiere votar. Y, mira por donde, por eso ha sido felicitada y hay quien, incluso, quiere que sus agentes sean condecorados por su heroicidad.

Deixa aquí el teu comentari.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s