Reflexión

Ayer me encontré mal por culpa del resfriado que arrastro, que, pasando de mi voluntad, fue a más, en cuanto a congestión y molestias diversas. Tan mal me encontré que si salí de casa. Bueno, para ser exactos y fieles a la realidad, a media tarde, aprovechando el momento del día que mejor me encontraba, salí un momento, bien abrigado, naturalmente. Fui hasta los contenedores más cercanos a casa, a dejar envases y papel, y lo hice mas porque me diera el aire que por necesidad, la verdad, pero es que ya estaba harto de estar encerrado.

Por la mañana estuve un rato conectado a las redes, pero lo tuve que dejar por culpa del dolor de cabeza y me senté en el sillón a descansar. Como estaba solo, para distraerme, me puse en la televisión el primer capítulo de la serie “Black mirror”. Es pura ficción, pero es verosímil, ya que parte de un supuesto que es perfectamente posible, hoy en día, a partir del cual elucubra y provoca la reflexión sobre lo que podría pasar, a diferentes niveles de la sociedad. La acción tiene lugar en Inglaterra, país de amplia tradición monárquica, y el hecho que la desencadena afecta directamente a la monarquía y personalmente al primer ministro. Las comparaciones me resultaron inevitables.

Por la noche, después de cenar, vimos el programa especial de “Polonia” que TV3 y ETB grabaron conjuntamente. En esta ficción, un vasco llega a Cataluña para enterarse de primera mano de qué va todo esto del proceso catalán. El taxista que lo recoge lo lleva a “Polonia”, el mejor lugar para encontrar a los políticos protagonistas y para conocer las interioridades de la situación. Un resumen adecuado para ser emitido la noche de cierre de la campaña. Además de los nuevos gags que hilvanaban el guión, hubo algunos recuperados de programas ya emitidos ―el resumen que verán los vascos a ETB se remontará a las primeras masivas manifestaciones del 11 de septiembre―, y entrevistas a periodistas como Carles Francino (La Ser), Enric Juliana (La Vanguardia), Mònica Terribas (TV3), Gloria Sierra (La Sexta) o Nieves Tomás (El Diario.es).

Hoy es jornada de reflexión. Ya me encuentro mejor, me lo he notado nada más despertarme. La nariz sigue tapada y todavía tengo tos, pero ya no me lloran los ojos ni me duele la cabeza. Sin embargo, seré prudente y me pasaré el día reflexionando mi voto. Ya he leído a Palinuro, Antich y Partal. Los tres coinciden, mañana se decide entre autonomía o independencia, entre república o monarquía. Las elecciones de mañana son un referéndum que validará o no el del uno de octubre, aunque las fuerzas unionistas y los Comunes digan que son unas elecciones autonómicas normales. Ninguno de los tres se olvida de dejar constancia de que la convocatoria ha sido ilegal e impuesta, ni de recordar que esta ha sido una campaña anómala e injusta, con candidatos que no han podido participar en igualdad de condiciones, bien porque están en prisión, bien porque están en el exilio.

Si salgo de casa, saldré bien abrigado, para no coger frío y no recaer. Mañana espero estar ya en plena forma, o casi. Por nada del mundo renunciaría a votar.

Deixa aquí el teu comentari.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s

Aquest lloc utilitza Akismet per reduir els comentaris brossa. Apreneu com es processen les dades dels comentaris.