Larga espera

Nunca me he creído las encuestas. Ya se entiende que no pueden ser idénticas y de ahí que los resultados de unas sean diferentes de los de las otras, pero si fueran fiables de verdad, todas las encuestas que se hacen previas a unas elecciones darían resultados razonablemente similares, y no es el caso.

Las conclusiones que publican los periódicos siempre se avienen con los posicionamientos que adoptan sus lectores ante cada contienda. Se acercan tanto como pueden acercarse, claro, para resultar creíbles, pero la disparidad que se da entre unas encuestas y otras es siempre grande y resulta sospechosa. Al menos, a mí no me parece posible ni normal.

Así que, una de dos: o yo soy corto de entendederas, o es que hay algún interés en influir en la decisión del elector en un sentido o en otro. Aunque no soy demasiado inteligente, yo creo que hay más de lo segundo que de lo primero y por eso no hago caso. Además, ya son muchas las veces que los resultados reales ―aquellos que se dan al final, tras el recuento de votos―, discrepan mucho de las estimaciones hechas a base de encuestas, incluso de las encuestas que se hacen a pie de urna, que las llaman. Como si las urnas tuvieran patas, que no las tenían ni las escurridizas del uno de octubre, que llegaron a los colegios a hombros de los voluntarios.

En fin, como tampoco creo nada en las campañas electorales ni en el gasto que generan, hace días que espero que llegue el día. En mi vida he cambiado de opinión a lo largo de una campaña electoral y no recuerdo haber ido nunca a un mitin después de los primeros pasos de esta democracia nuestra ahora tan caduca, cuando era joven y había ido a algún acto del PSUC , que todavía existía. Pero eso no quiere decir que a todos el mundo le pase lo mismo que a mí, y puede que haya quien todavía no tiene una idea clara de lo que quiere y necesita escuchar una vez y otra, durante quince días, los mismos discursos con idénticos argumentos, y por tanto lo respeto, aunque pienso que a estas alturas todo el mundo tiene claro desde hace días cuál es su candidato, cuál es su opción. En estas elecciones aún mucho más que en otras.

Ahora ya falta poco. Jueves 21 está cerca y votaremos, yo por la independencia.

Deixa aquí el teu comentari.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s