Es extraño todo esto

Ayer, poco después de haber colgado la última entrada en el blog, se supo que había muerto el fiscal Maza de una grave infección renal cuando se encontraba en Argentina, participando en un encuentro de ministerios públicos iberoamericanos.

David Fernández, ex diputado cupaire, comentó: “En la escuela pública catalana aprendí a respetar siempre el dolor ajeno”. Un acierto de reacción, me parece. A mí también me enseñaron a no meterme con los muertos, y este caso no será una excepción. Pero tampoco voy a caer en la trampa de la alabanza fácil, típica y tópica con quien acaba de morir, como ya han hecho aquellos que lo auparon a la Fiscalía General del Estado a pesar de la reprobación del Congreso. “Mi reconocimiento y agradecimiento por una vida de trabajo al servicio del Estado”, dijo Mariano Rajoy en Twitter.

Rafael Catalá, Ministro de Justicia ―también reprobado por Congreso―, se apresuró a decir: “Un extraordinario jurista y servidor público. La justicia y el derecho pierden uno de sus profesionales más destacados”. Yo ignoro si era un buen jurista o no, pero pienso que no debía ser una buena persona, porque nadie que lo sea puede cebarse como él lo hizo con quienes, a estas alturas, son los únicos presos políticos que hay en la Europa de la unión.

El presidente de la Unión Progresista de Fiscales ha dicho hoy que “Maza no fue un buen fiscal general” y que desde que él llegó, la Fiscalía General “ha perdido mucha autonomía” y se ha convertido “prácticamente en un negociado del Ministerio de Justicia”. Y eso está mucho más en la línea de lo que yo pienso.

Tengo que decir que me sorprendió mucho su muerte. Como a todo el mundo, supongo. Es extraño todo esto, no sé, Argentina, una infección… Será que soy mal pensado, pero confieso ahora ―en este diario que llevo― que dos cosas me vinieron a la cabeza simultáneamente cuando supe que Maza había muerto. Lo digo en serio. Una es aquella noticia que apareció hace unos días que decía que no había hecho caso de las señales que se le hacían llegar desde el gobierno en el sentido de que no era oportuno encarcelar a los consejeros que se presentaron en la Audiencia Nacional. La segunda cosa que me vino a la cabeza es todo el sospechoso reguero de muertes que se han producido desde hace un tiempo, de gente que podía resultar molesta en casos que la justicia sigue contra el Partido Popular.

Ahora ―cuando se sentaba a escribir estas líneas―, he leído que no se descarta hacer la autopsia a Maza, ya que parece que la muerte podría haberle sobrevenido por un error en el tratamiento que recibía, y se me han puesto los pelos de punta.

Deixa aquí el teu comentari.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s