Agitación

Querid@ amig@:

Desde el 1 de octubre no duermo bien. Me despierto agitado a media noche como consecuencia de sueños inquietantes en los que siempre aparecen, de un modo u otro, aguerridos policías nacionales o beneméritos guardias civiles. Pensarás que exagero, pero lamentablemente no es así, no exagero. Llámame débil si quieres ―o sensible, que según quien lo dice resulta más ofensivo―, pero lo que acabo de decirte es cierto y acabaré yendo al psicólogo y presentando una denuncia por malos tratos psíquicos contra quien ordenó aquella salvajada.

Eran las 4 cuando me ha sobrevenido esa agitación esta pasada madrugada, y ya no he podido dormir como dios manda. Después de despertarme así, sólo consigo conciliar el sueño intermitentemente, a ratos breves que no proporcionan descanso, y acabo levantándome. A estas horas aún tempranas ya he salido a buscar el periódico y he visto marchar hacia Barcelona un par de autocares con gentes de mi zona que se adhieren a la manifestación por la unidad de España. Sin alborotos ni gritos de rechazo de nadie, por supuesto, como vienen siendo la marca distintiva de esta Catalunya mía.

Recordarás que ayer te dije que quería explicarte cómo veo la situación, ¿no? Pues voy a empezar hoy. Ante todo, quiero recordarte que la composición de nuestro Parlament no tiene nada que ver con la del tuyo, y que el partido que gobierna España no gobierna Catalunya, donde obtuvo sólo unos pocos votos más que las tan denostadas CUP en las últimas elecciones, que datan del 27 de septiembre de 2015. Que la mayoría parlamentaria la constituyen formaciones que defienden el derecho a la autodeterminación que incorporaban la hoja de ruta hacia la independencia en su programa electoral. Y te recuerdo también que si son mayoría ―más grande o más pequeña, pero mayoría― es porque obtuvieron más votos que los demás en unas elecciones democráticas. En este punto me permito hacerte una puntualización por si tienes la tentación de decirme, como a menudo se ha dicho, que la mayoría independentista ―por exigua― no está legitimada a declarar la independencia: ¿has visto alguna vez que tu Parlamento haya dejado de aprobar alguna ley y de llevarla a la práctica por el sólo hecho de haber ganado una votación por escaso margen de votos? ¿No, verdad? Pues no me parece razonable que se utilice eso como argumento, porque no lo es. Te digo más, ahora mismo el Sr. Montoro ha desistido momentáneamente de aprobar los presupuestos del año que viene porque sabe que en este momento no tiene los apoyos necesarios y no los sacaría adelante. La aritmética parlamentaria funciona a las duras y a las maduras, no lo olvides.

Resumiendo, el movimiento que está viviéndose en Catalunya es lo que resulta de la voluntad de la mayoría del pueblo catalán, y el Parlament y el Govern sólo están intentando llevar a la práctica esa voluntad. Yo creo que es eso lo que no se entiende en otros lugares de España, que aquí, ahora, el Parlament y el Govern están ejecutando el mandato del pueblo y no al revés, como sucede por ahí.

Si entiendes esto, habremos avanzado mucho. Mañana continuaré.

Deixa aquí el teu comentari.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s