Silencio

Llevo dos días sin escribir a pesar de mi propósito de hacerlo cada día, aunque solo escriba una frase. La verdad es que no he tenido para sentarme delante del ordenador.

Hoy, sin embargo, me he despertado con breve diálogo dando vueltas a mi cabeza. Es domingo y es temprano. El resto de la familia duerme aún, así que me he levantado sigilosamente. Después de refrescarme la cara, he tomado el primer café del día, para espabilarme.

Ahora ya estoy sentado frente a la pantalla. El silencio en casa es total, puedo oír el tic-tac del reloj del comedor y el suave cloc de las teclas al pulsarlas.

― ¿Escribir siempre, aunque no tengas nada que decir?

― ¡No, no, eso tampoco! Para cuando no sabemos qué decir tenemos el silencio. Aunque habrás de fijarte bien para saber cuando alguien calla porque no tiene nada que decir. Porque hay silencios que resultan elocuentes de la misma manera que hay palabras huecas, que no dicen nada.

Deixa aquí el teu comentari.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s