Protocolo

Hoy he hecho algunas incursiones en blogs de gente que escribe. ¡Hay tanta gente que escribe que hasta hay blogs que se nutren exclusivamente de relatos que envían infinidad de escritores!

Son desconocidos porque no han publicado nada, pero todos son escritores. O al menos eso me dijo un día un autor que se nos acercó cuando estábamos tomando un refresco en una terraza de la Rambla de Vilanova i la Geltrú. Vendía sus obras auto editadas ofreciendo ejemplares a los paseantes. Aparte de una modesta pensión por incapacidad, nos explicó que los libros eran su única fuente de ingresos: “Si escribes, eres escritor”, sentenció. Y, a modo de despedida, una vez le hubimos comprado el libro, me dijo: “¡Nunca dejes de escribir!”.

No han alcanzado la fama aunque hayan publicado algo, pero todos son escritores. O al menos eso opinaba Ray Bradbury, quien dijo: “Si sigues escribiendo, no puedes fracasar. Quizá no llegarás a ser un gran escritor, pero con trabajo y constancia serás escritor”.

También es de la misma opinión Enrique Vila-Matas que a través del protagonista de su novela “Mac y su contratiempo” ―que aspira a convertirse en escritor― propone el reto de llevar un diario que tanto tiene que ver con estas anotaciones mías.

Por cierto que, en “Ayudante de Vilnius”, su blog, Vila-Matas ha incorporado recientemente la reseña de su libro que publicó “De verdad digital”. Culta y bien escrita, la he leído con interés y delectación, pero su efecto en mí ha sido devastador: soy un absoluto ignorante.

Dentro de un rato va a empezar la manifestación de Barcelona de rechazo al terrorismo y de homenaje a las víctimas del atentado de la Rambla.

.oOo.

Ahora ya ha acabado la manifestación. Ha sido rara. Ha habido tanta representación oficial que se ha convertido en poco menos que un acto protocolario, sin la espontaneidad que se le supone a una manifestación de este tipo.

Yo creo que ha contribuido mucho a enrarecerla la presencia del rey y del presidente del gobierno español. A su llegada, ha habido claras manifestaciones de rechazo a ambos por parte de los asistentes más próximos al lugar donde se les ha ubicado, e incluso ha habido un manifestante audaz que ha mostrado al rey una pancarta en la que le recriminaba sus buenas relaciones con Arabia Saudí, país bajo sospecha de estar financiando al terrorismo.

Y pienso que tanto Felipe VI como Rajoy han querido estar presentes porque sienten que están perdiendo Catalunya. Pero, a pesar de sus intenciones de ganarse el afecto de los catalanes, su viaje a Barcelona sólo les ha servido para constatar sin intermediarios que el rechazo que generan es mayor de lo que imaginaban. De ahí lo extraño de la situación: los más altos representantes del estado estaban en un lugar donde mucha gente no les quiere.

Deixa aquí el teu comentari.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s