El gran apagón

Ya está todo a punto. Solo me queda coger a última hora los cargadores de los aparatos electrónicos que ya forman parte de mi vida. ¿Cómo podríamos ir por el mundo hoy día sin nuestro teléfono inteligente? Es muy probable que nos sintiéramos huérfanos de recursos, frente a cualquier tropiezo en nuestro camino. Son máquinas tan sofisticadas y versátiles que nos han hecho dependientes.

Anoche estuvimos cenando con nuestros primos Emma y Carlos, y salió a colación brevemente el tema de la dependencia tecnológica que sufre la humanidad. Yo expliqué una ficción radiofónica que he escuchado estos días que especula con la posibilidad ―real, por lo visto― de un Gran Apagón que afectaría a todo el planeta si se produjera una tormenta solar de gran magnitud. La radiación que generaría alcanzaría la Tierra en veinticuatro o cuarenta y ocho horas y, probablemente, dejaría a los humanos sin el tan necesario suministro eléctrico, amén de otras consecuencias.

Además del teléfono móvil, he puesto en mi maleta la tableta y el teclado que en su día le aparejé, por si tengo tiempo e inspiración para escribir alguna cosa, sobre el viaje o lo que sea.

Hoy es la Virgen del Carmen.

Deixa aquí el teu comentari.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s