Vacaciones

Durante estas vacaciones me he dado cuenta de la propensión que tengo a diagnosticar defectos de personalidad en los demás. A través de la simple observación, acabo extrayendo conclusiones que jamás podré verificar. Cuando hablo de los demás, no lo hago tanto de personas que me sean conocidas, que también, como de personas anónimas, absolutamente desconocidas para mí, a las que he visto en la playa, en un restaurante, o con las que me cruzo por la calle.

El Dr. Edward Bach observó a las personas y acabó desarrollando un sistema sanador basado en esencias florales que trabajan sobre nuestros estados de ánimo y sobre los defectos de nuestras personalidades, ayudando al paciente a superarlos a partir de la decidida voluntad de sanar.

Quizá haber leído su biografía y haber hecho modestos estudios de su sistema floral hayan influido en el desarrollo de una cierta capacidad de diagnóstico. Quizá. Pero, analizando el asunto con honestidad, creo que lo que sucede es que, ahora, después de conocer a Bach y su obra, soy capaz de ver en otros defectos que yo mismo he tenido o aún tengo.

Y haber llegado a esa conclusión no es poca cosa.

Deixa aquí el teu comentari.

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s